• Categorías

  • Derecho de uso sobre parte de la herencia

    Análisis de la sentencia 44/2013 de Audiencia Provincial Zamora al tratarse de un caso en el que lo que se pide no es bienes, sino que se pide heredar el derecho de uso de un inmueble.

     

    En éste caso, la Audiencia se pronuncia sobre el derecho de uso de un inmueble solicitado por la nieta de los causantes.

     

    Los causantes, instituyeron como herederos universales a sus tres hijos.

     

    Uno de ellos falleció. La hija de éste, nieta de los causantes, pidió al juez que declarase que tenía derecho de uso de la vivienda en la que había vivido con su padre hasta que se practicase la división de la herencia.

     

    Dicha vivienda era una de los inmuebles que tenían sus abuelos antes de fallecer.

     

    Los dos hermanos vivos se oponen a que se reconozco dicho derecho de uso, al entender que la casa era propiedad de los tres hermanos por igual, y por lo tanto el hecho de que falleciese uno de ellos no debía suponer que se reconociese un derecho a la hija de éste sobre la vivienda.

     

    EL Juzgado de Primera Instancia no le dió la razón, por lo que presentó un recurso de apelación ante la Audiencia.

     

     

    La Audiencia dijo que el recurso debía ser desestimado, pues sólo cabría incluir en el activo del inventario de la herencia de los causantes el derecho de uso que hace uno de los herederos desde el fallecimiento hasta el momento de la partición de la herencia, cuando aquél puede considerarse como exclusivo de uno de los herederos y excluyente del resto.

     

    De las pruebas aportadas por la recurrente, sólo se apreciaba que su padre era el que más usaba la vivienda, al no tener otra vivienda en el pueblo a la que ir de vacaciones.

     

    Los otros dos hermanos, según las pruebas, no utilizaban tanto la vivienda. Se demostró que era así porque ambos tenían otros inmuebles por la zona. También se demostró que aunque menos, seguían utilizando la casa, y que ambos tenían llaves y que entraban y salían líbremente.

     

    La recurrente entregó como prueba los justificantes en los que demostró que el padre ingresaba en una cuenta sesenta euros mensuales para hacer frente a los gastos de la casa.

     

    La Audiencia se pronunció al respecto diciendo que dicho pago se podía deber a que era el que usaba con más frecuencia la casa. Además, indicó a la recurrente, que el padre había incluido todos esos pagos en el cuaderno particional de sus padres, por lo que al final esos pagos iban a repercutir en los tres hermanos por igual.

     

    Por todo ello la Audiencia desestimó el recurso.

    Compartir en
  • Herencias en Derecho internacional privado