• Categorías

  • Nulidad de capitulaciones matrimoniales a instancia de los herederos intestados.

     Nulidad de capitulaciones matrimoniales a instancia de los herederos intestados.

    Análisis jurisprudencial realizado por Heredium Abogados: Sentencia Tribunal Supremo Sala 1ª, S 18-6-2012

    Exponemos los antecedentes para la mejor comprensión del caso:

     

    Se casa una mujer con un hombre que tenía dos hijos de un matrimonio anterior. Tras casarse,

    otorgaron capítulos matrimoniales, pactando el régimen de separación de bienes en la que se hace

    constar que la sociedad conyugal no tiene bienes de carácter ganancial, y que conforme al artículo

    1392.4 del Código Civil resuelven modificar el régimen económico de su matrimonio para que

    desde ese momento esté en régimen de absoluta separación de bienes.

     

    El matrimonio se separó y el marido murió sin testamento, siendo declarados herederos intestados

    sus hijos.

     

    La Audiencia Provincial de Alicante consideró probados los siguientes hechos: el mismo día

    del otorgamiento de las capitulaciones matrimoniales, se constituye la sociedad ALICANTINA

    RURAL, S.L, constituida por los propios cónyuges, figurando una certificación del BBVA según la

    cual, a fecha 27 junio 2000, los cónyuges hicieron un ingreso en la cuenta que iba a ser de la citada

    sociedad, incluyendo determinadas cantidades que tenían carácter ganancial, al no haberse disuelto

    aun la sociedad. Con anterioridad a la modificación del régimen, una sentencia del juzgado de 1ª

    instancia num. 17 de Valencia, de 22 diciembre 1999, reconoció al marido la propiedad de una finca

    que había adquirido con anterioridad.

     

    La mujer demandó a los hijos del fallecido pidiendo la nulidad de las capitulaciones matrimoniales

    y la liquidación de la sociedad de gananciales, así como la declaración de nulidad de los capítulos

    por inexistencia e ilicitud de la causa.

     

    Según el artículo 1325 del Código Civil, la modificación, o sustitución del régimen económico

    de los cónyuges es el objeto y la causa de las capitulaciones, por lo que si falta, faltará a su vez el

    objeto y la causa de los capítulos.

     

    La doctrina ha discutido si este pacto tiene naturaleza onerosa o gratuita, lo que se plantea más

    directamente cuando la modificación se produce constante matrimonio. La conclusión más general

    es la que entiende que los capítulos no tienen abstractamente naturaleza onerosa o naturaleza

    gratuita, sino que, dado el contenido de las mismas, habrá que estar a la naturaleza propia de cada

    pacto, por lo que no puede aplicarse la distinción a las determinaciones normativas que regulan

     

    el establecimiento, la modificación o la sustitución del régimen económico matrimonial. Cuando

    ello ocurre, según lo dispuesto en los arts. 1392.4 y 1396 CC, debe procederse a la liquidación

    del régimen anterior, puesto que no es posible mantener la vigencia a la vez de dos regímenes

    económicos distintos.

     

    Por ello, ha de confirmarse la sentencia recurrida que declaró nulas las capitulaciones matrimoniales

    celebradas entre los cónyuges ya que las capitulaciones otorgadas contenían una declaración

    que ha sido probada como falsa ya que existían bienes gananciales, depósitos bancarios y un

    inmueble. La disolución sin liquidación del régimen anterior vulnera una de las reglas básicas del

    cambio de régimen, porque los cónyuges falsearon la realidad, manteniendo de facto el régimen de

    gananciales.

     

    También la causa es falsa al haber sido declarada falsa la declaración sobre los bienes en el régimen

    anterior.

     

    Por ello, el TS dio la razón a la mujer al considerar no disuelta la sociedad de gananciales con su

    marido.

     

    Jurisprudencia:

     

    − STS 25/02/1999

    − STS 28/09/1998

    Compartir en
  • Herencias en Derecho internacional privado